Guerra sucia contra la fotovoltaica





En los últimos meses estamos asistiendo atónitos a una guerra sucia total en contra de las energías renovables en España.

Esta guerra tiene multiples frentes y está cuajada de intereses contrapuestos al desarrollo del aprovechamiento de la energía natural, infinita y limpia.

Desde poner techos absolutos a su capacidad, hasta difundir supuestos fraudes que se denuncian en los medios de masas pero no en los tribunales porque no tienen base, pasando por hacer sorteos populares a ver quien quiere meter los residuos radiactivos bajo su alfombra, o reducir las horas de sol al año a base de decretazos.

Esta guerra de números, de millones de euros, de desinformación pública, de corrupción y de contaminación subvencionada y sostenida artificialmente nos incumbe a todos.

Pero con lo que estos señores de la guerra sucia juegan, no es solo con nuestro dinero: ES, SOBRETODO, CON NUESTRO PLANETA.


VUYUSU SUÑUR GUNZULUZ

El asunto viene de lejos. En la decada de los 90, los sucesivos gobiernos de Felipe Gonzalez (que personalmente ya se ha declarado varias veces partidario de seguir desarrollando la energía nuclear) cerraron acuerdos comerciales con Argelia, para aprovechar el gas del pais norte-africano.

Todos fuimos testigos de como se levantarón las aceras y calzadas de todas las ciudades para meter las tuberías de una red de gas "natural", que no está produciendo los astronómicos beneficios que se le calcularon.

Pero esta no es la cuestión, porque como todo el que está unido a esta red sabe, si no venden suficiente gas natural para calefacción y agua caliente, no tienen mas que subir el precio y listo. Precio por cierto, en el que la parte fija de la factura, es absolutamente desproporcionada.

El problema viene mas de la generación de electricidad con centrales de gas de ciclo combinado. Estas centrales, unidas a la red de gas mencionada antes, deberían producir (según sus promotores e inversores) entre un 40% y un 70% de la electricidad consumida en España. Y solo está produciendo un poco mas del 30%.

Pero el despliegue simultáneo de los molinos eólicos, ha reducido tanto el consumo de gas como las emisiones de CO2 en la última decada, hasta situarlo en aproximadamente la mitad de lo que venia siendo unos cuantos años atrás.

Otro de los desarrollos energéticos que ha hecho mella en aquellas previsiones fallidas ha sido la energía solar térmica domestica (calentar agua con el sol es facil, barato, limpio y eterno), que han reducido el consumo de gas bastante.

Y esto ha hecho que los que se iban a hacer hipermillonarios con el gas, controlando la mayor parte del consumo energético del pais (no solo de electricidad, sino también de calefacción y agua caliente), hayan tenido que empezar a tirar de contactos en los ministerios, para que les hagan las leyes a su medida.

Paralelamente a esta historieta digna de los hermanos Marx (¡Mas madera, Mas madera!) surge el Protocolo de Kioto y las directivas de la Union Europea para fomentar las energías renovables. En especial la fotovoltaica.

Todos los que hemos hecho cálculos sobre el potencial de la energía solar para producir electricidad (fotovoltaica con concentración o sin ella, con seguimiento o sin el, con ciclo térmico con concentración y motor stirling o por sales fundidas) tenemos claro que La humanidad en un futuro mas bien inminente, va a ser movida prácticamente al 100% por energía solar directa, y los coches con energía eólica.

Esto no es un "wishfull thinking" como algunos pretenden que parezca.

No. Es la conclusión que sacamos despues de haber estudiado docenas de tecnologías cada una con sus pros y sus contras, de haber analizado cientos de informes procedentes de los mas dispares ámbitos (algunos claramente anti-renovables), de seguir con pasión las evoluciones de precios de los componentes, de haber calculado los ratios de reducciones de precios por técnicas de concentración o seguimiento, incluso de haber hecho nuestros propios experimentos y desarrollos con el fin de evaluar si merece la pena meterse a fabricar, qué fabricar y en qué cantidad.

Pero además, en nuestros cálculos y simulaciones hemos llegado a la conclusión de que La electricidad solar terminará produciendosela uno en su propia casa, y tendrá un coste despreciable y muy cercano a cero.

Claro, esto acojona tanto al establishment, que hay que pararle los pies al tema como sea. Y claro, los legisladores que deben apoyar este cambio global o entorpecerlo, son los primeros que hay que controlar y dirigir en la dirección adecuada.

Ninguno de los que hacemos esta web, tenemos ni la mas mínima duda de como va a acabar todo esto: Un mundo 100% renovable (principalmente eólico y solar, aunque con apoyo puntual de otras tecnologías) no es solo posible con las tecnologías actuales, con total independencia de recursos extranjeros, con total libertad para el consumidor para unirse en redes cooperativas y con un coste de la energía limpia tendiendo a cero rapidamente.

No. El asunto no es ese, que está blanco y en botella.

El asunto es cuanta mierda, y durante cuanto tiempo, nos van a tratar de hacer tragar para llegar a este estado de cosas (que es inexorable) los capullazos de siempre.

De momento han conseguido dividir al movimiento entre solares y eólicos, pero ambos jugadores saben que se complementan perfectamente y que se tienen que unir contra nuclear y fosil, que son como una piña.

Pequeña, sucia, ruin y prepotente.

Una piña radiactiva, de petróleo y de gas anti-natural.

Pero una piña.